sábado, 28 de julio de 2018

EPISCOPADO RD llama al país a defender la Vida humana rechazando el Aborto


NCCNOTICIA,SANTO DOMINGO. -El Episcopado Dominicana envío un Comunicado a la sociedad dominicana para que defiendan la Vida Humana por encima de todas las cosas esto a propósito de que algunos sectores intentan  llevar a Ley especial al congreso nacional el tema del aborto .

Aquí el contenido integro del Documento dado a conocer este Sábado a la opinión pública nacional .

 “El aborto no es un mal menor: es un crimen, es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia”.


1) Los Obispos de la República Dominicana, junto a nuestros Sacerdotes, Religiosos y Religiosas, Diáconos y nuestros Laicos, estamos sumamente preocupados por el reciente revuelo que ha producido la discusión del aborto en el foro nacional, el cual levanta pasiones y genera reflexiones que exige una ponderación equilibrada y desinteresada.

2) Como dominicanos y respetuosos de la ciencia, la cual cada vez con más precisión demuestra que la vida humana está presente desde el momento de la concepción, nos sentimos en la obligación de defender la vida humana en todas sus etapas, incluida la vida prenatal. El Papa Francisco dijo que “el aborto no era un problema religioso, sino humano”. Y como a la Iglesia le compete todo lo humano, también le compete defender con ahínco la vida de los no nacidos, indefensos y sin una voz autorizada que los defienda.

3) “El aborto va más allá de la responsabilidad de las personas concretas y del daño que se les provoca, asumiendo una dimensión fuertemente social: es una herida gravísima causada a la sociedad y a la cultura por quienes deberían ser sus constructores y defensores… nos encontramos ante una enorme amenaza contra la vida: no solo la de cada individuo, sino también la de toda civilización. Estamos ante lo que puede definirse como una ‘Estructura de pecado’ contra la vida humana aun no nacida”. (Evangelium Vitae, SS Juan Pablo II, No. 59).

Por otro lado, para la Ley la concepción crea derechos, y si se conjuga con el artículo constitucional (art. 37), el primer derecho que posee el concebido es el derecho a la vida, cuyo respeto es lo que hace posible otros derechos.  Legislar a favor del aborto es inconstitucional en sí mismo, y atentaría contra el orden jurídico, pues las leyes especiales creadas para regular situaciones particulares no pueden generar cambios en la Constitución ya que solo una Ley Orgánica es la que posee esta característica reformadora siempre que sea en los casos permitidos, respetando su contenido esencial y el principio de razonabilidad. 

Nos preocupa la presentación de cifras y datos que no se corresponden con la verdad, pretendiendo presentar las tres causales del aborto como algo que es de beneficio para las mujeres de nuestro país. Hay un claro interés de mantener desinformada y confundida a la población para dar paso al aborto, el cual convertiría a nuestro país en otro lugar de beneficio para el lucrativo negocio del aborto.

4) Aclaración de las tres causales: Qué triste y decepcionado estaríamos todos los Dominicanos, si en vez de legislar para castigar al violador, se legisla para matar al inocente; si por una mal formación de la criatura en el vientre, se legislara para matarlo. Los discapacitados o personas con condiciones especiales, tienen los mismos derechos de vivir que cada uno de nosotros tenemos. Si se legisla para que en un caso extremo el médico vaya directamente a matar la criatura, sin permitirle llevar adelante todos los avances que ofrece la ciencia médica, el médico tiene el deber ético y moral de ir a salvar a las dos vidas, la de la mujer y a la criatura.
Estamos ante unas amenazas nunca imaginadas en un pueblo que vibra en su bandera y su escudo, con Dios, con la Patria, con la Libertad y un mensaje bíblico contundente: “La verdad les hará libres”. No nos hagamos esclavos de ideologías foráneas y creadoras de confusiones, que buscan una nueva manera y forma de imponer el poder y el dinero por encima del valor fundamental de la vida humana. 

Es preciso compartir las claras expresiones del Papa Francisco: “El aborto no es un mal menor: es un crimen, es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia. Es un crimen, es un mal absoluto”. Papa Francisco, 18 de Febrero 2016.


5) Nuestra obligación es advertir lo que ocurriría de aprobar las tres causales del aborto. Para esto es necesario observar lo que ha ocurrido en todos los países en los que se han aprobado las causales. Luego de aprobadas las causales el país se lanza a que se apruebe el aborto libre; la mortalidad materna no disminuye; los embarazos de adolescentes tampoco; los abortos se multiplican; las transnacionales se lucran de esas naciones dejando a los países peor que antes. Los países ricos siguen siendo ricos, y los pobres siguen siendo pobres. Nuestro país no sería una excepción.

6) Nuestra condición de ciudadanos y cristianos, es defender toda vida humana, proteger y cuidar siempre el mejor bien de la persona desde su concepción hasta su muerte natural. 

“Resuena categórico el reproche del Profeta: « ¡Ay, los que llaman al mal bien, y al bien mal!; que dan oscuridad por luz, y luz por oscuridad” » (Is 5, 20)…en el caso del aborto se percibe la difusión de una terminología ambigua, como la de “interrupción del embarazo”,  , que tiende a ocultar su verdadera naturaleza y a atenuar su gravedad en la opinión pública… el aborto procurado es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia que va desde la concepción al nacimiento”. (Evangelium Vitae No.58). Es lamentable la usual manipulación de un lenguaje engañoso para promover la muerte.

Quien se elimina es un ser humano que comienza a vivir, lo más inocente en absoluto que se pueda imaginar. Quiere decir, que el aborto es un desorden moral grave en cuanto es siempre eliminación de un ser humano inocente e indefenso. 

En su última Exhortación Apostólica, GAUDETE et EXULTATE, el Papa Francisco sostiene que “ayudar a los pobres debería ser tan importante como luchar contra el aborto: Nuestra defensa de los inocentes no nacidos debe ser clara, firme y apasionada porque está en juego la dignidad de la humanidad, que es siempre sagrada…igualmente sagradas son las vidas de los pobres, aquellos que ya han nacido… los desamparados, los abandonados y los desfavorecidos, los débiles y los ancianos expuestos a refugiarse en la eutanasia, las víctimas de tráfico de personas, nuevas formas de esclavitud, y todo tipo de rechazo” (No. 101).

Queremos expresar a la ciudadanía que el aborto, sea como sea que se plantee, será siempre eliminar una vida humana indefensa. No existe el derecho al aborto, sino el derecho a la vida. Por esta razón, reclamamos al Gobierno dominicano, en sus tres poderes, que apoyen a los dominicanos y dominicanas que están y estarán en el vientre de sus madres. Les exhortamos a que no manchen con sangre inocente las páginas de nuestra historia actual, y honremos a Dios y a la Patria con cada uno de sus habitantes, de modo que no tengamos que llevar la carga de conciencia de haber contribuido a una legislación para matar.  

8) La vida que Jesús ama. Pretender excluir una vida por otra no es el camino del amor que Jesús nos muestra, quien “vino a dar su vida en rescate por TODOS”. No hay, por tanto justificación privada ni legal para el aborto. La vida por tanto debe ser defendida en TODAS sus etapas. Propiciamos crear políticas para acompañar a las madres en gestación en todos esos casos que ni científica, ni legal, ni moralmente son aceptables. Optimicemos nuestro sistema de salud. Trabajemos en la educación de nuestros niños, adolescentes y jóvenes para promover una sexualidad responsable y el respeto y defensa de la vida, así como trazar políticas públicas orientadas a la protección integral de la madre y el hijo por venir. 

Consejo Permanente
Conferencia del Episcopado Dominicano.

0 comentarios:

Publicar un comentario