viernes, 24 de mayo de 2019

ARTÍCULO; Breve ejemplo para quienes están en el Poder

Por;Leandro Ortiz 

A mí la "Oposición" no me sorprenderá en mi buena fe, yo estoy seguro de que no comulgo con la corrupción ni me beneficio de ella, no estoy de acuerdo con la impunidad frente a los hechos de corrupción, pero, ante jueces y fiscales  independiente, no cuida cheque y amanuenses del Poder político y mediático y, más aún sin influencia ni politiquería de grupos que practican la Doble moral, que se esconden en Órgano  de presión popular,  a sabiendas de que ellos mismos cuando alcanzan el Poder, son propensos a cometer todo tipo de tropelías,  agravando los males y apateen a quienes le ayudaron a crecer; prefiero mil veces que se mantenga el mal existente; ya que tuve una amarga experiencia con un sujeto al cual visitaba, al palacio de justicia arapiento,  con voquera, con muchas necesidades y sobretodo con mucha deficiencia profesional, pero  que un grupo le ayudamos a cubrile, luego que lo nombraron en un puesto de ministerio público, a la semana ni un saludo nos brindaba, nos apateba, se negó a recibirnos en el despacho del pueblo que son los de las distintas fiscalias del pais, dejó la mujer con varios hijos pequeños y dentro de ellos un niño especial, durante el puesto cambio cinco veces de mujeres, hoy, ya no está en la institución directamente, hace politica de forma subrepticia hasta que no lo encuentren, contó más aún con el apoyo de comunicadores de la misma Realea para hacer daños a gentes mucho mejores que él y ellos.Todo esto raya en lo ilegal,  antietico, inhumano, ruin, nefasto, perverso, pero ya este personaje es historia pasada.Sólo le queda una "Dulcinea del Toboso",  que no creo sea por mucho tiempo ya que la halitosis bucal que presenta fruto de la maldad que se arrojó y ha ido calcomiendo su aparato digestivo, impide que esa dama al estilo de "Margarita Gountier" de Alejandro Dumas en "La Dama de las Camelias" salga de su cautiverio y no se repita la historia y, le sobrevenga una tuberculosis. Pero sólo le quedará el remordimiento de haber dejado un infeliz que no tiene la culpa de haber nacido así y Dios valorará a esa madre que asume con vocación de mamá  el cuidado de esa noble criatura.

0 comentarios:

Publicar un comentario